SAN ANTONIO, ANTES SANTA BARBARA

   Refiere el cronista Veytia que el licenciado Miguel Jerónimo de Santander, presbítero del arzobispado de México, ofreció a los frailes del convento de San Diego, de la capital la fundación de una casa de su orden en Puebla, si le concedian el patronato. Aceptada la oferta, el fundador obtuvolas licencias del Virrey don Luís de Velasco, el segundo, y del obispo Don Diego Romano. Este prelado cedió para ello la ermita de Santa Bárbara y el 9 de Diciembre de 1591 se puso la primera piedra, hasta aquí Veytia. Parece sin embargo que antes ya existía un pequeño convento, no de dieguinos, sino de franciscanos, pues consta por el relato delviaje del padre Ponce que él se hospedó en la casita de Santa Barbara en 1587, cuando "era nuevamente fundada". establecido ya el convento de dieguinos, fué uno de sus primeros novicios san Felipe de Jesús. En la segunda mitad del siglo XVlll fué edificadó el actual monumento. Al construir el ábside del templo, en 1776 se descubrió la natigua ermita de Santa Barbara, que fué como camarín. Intervino como maestro de obras, Agustín Olvera.

   La Advocación cambió de Santa Bárbara a San Antonio, porque habiendo colocado los frailes una pintura antigua de este santo en la porteria de su casa, "comenzo a hacer el Santo muchos milagros, con que se concilió la veneración y el aplauso, siendo muchísimo el concurso que ocurría a pedirle remedio en sus necesidades..." (Veytia). De ahí surgió la urgencia de hacerle "una hermosa capilla al glorioso santo", "que sirve para el entierro de los religiosos". Como esto lo decía Zerón Zapata, que escribió en 1697, hay que aceptar que el hecho ocurrió en el último tercio del siglo XVlll.

   La iglesia ostenta un gran imafronte revestido de ladrillo y azulejos al modo poblano; en su centro, una sobria portada de piedra, de dos cuerpos, con sus nichos con relieves en la parte alta. El interior ha sido modernizado, destruyendo los magníficos retablos de que habla Veytia. El claustro, de arcos de medio punto sobre pilares de sección cuadrada, es notable por sus lambrines de azulejos; pero la joya es la pila del baptisterio, una de las más hermosas que existen en México.

Bibliografía:
"La Catedral y las iglesias de Puebla"
Manuel Toussaint, colegio nacional, 195
4.

regresa a pagina principal
Historia y descripción arquitectónica.
3- San Antonio
(24 Pte. 110)